La historia!!

La historia!!

Hola!!! soy Ricardo Tapia creador de Marcian, primero muchas gracias por estar aquí.Llevo intentando escribir esta sección infinidades de veces para explicar de la mejor forma, como el tiempo y el contexto social me llevó a reformular mi vida junto a mi forma de emprender.

Les voy a contar qué me motivó a cambiar el concepto de mi emprendimiento por una nueva forma que busca ser un aporte al cuidado del medio ambiente, que ayude a las personas provocando un impacto positivo en su día y me permita tener tiempo para desarrollar todas las ideas que vayan surgiendo en el camino. 


Estudié publicidad y me dedique al área gráfica digital, diseñando aplicaciones, páginas web, flujos de trabajos, banners, logos y un largo etc. relacionado a lo visual. Hacia finales de 2015 fui despedido de la agencia donde estaba trabajando hasta ese entonces, siendo lo mejor que pudo haber pasado en mi vida ya que, a partir de eso, comenzó mi vida de emprendedor.

¡El año 2016 empezó con todo! 

Junto a un par de amigos creamos una agencia. El primer año nos fue increíble, todo marchaba maravillosamente hasta que llegó el período (como en todo negocio) de las “vacas flacas” y para no alargar la historia, colorín colorado, este emprendimiento se ha acabado.

A mediados del 2017, junto a un amigo creamos “Aqua vaper”, una tienda de vapeo online. Paralelamente, creo “Kapichi”, para seguir con mis clientes de diseño y formar mi propio estudio. 

¡Aqua Vaper fue todo un éxito!

En el corto plazo, habíamos pagado la inversión y logramos una estabilidad económica a nivel personal. Estábamos creando una empresa online 100% rentable. Sin embargo, y como la historia se repite, llegó nuevamente un período largamente malo y calabaza, calabaza, cada uno pa´ su casa.

El comienzo de 2019 fue muy agotador, creo Marcian para seguir con la tienda de vapeo y mantengo kapichi como estudio de diseño, hice todo lo posible para mantenerme a flote, probaba diferentes formas pero nada daba resultados. Debo sumar a toda esta mala racha, que mi mal manejo en la parte formal de las empresas, me llevó a gastar mucho tiempo realizando trámites con el SII, la municipalidad y el banco.

Fue un desgaste emocional que me llenó de frustraciones y me hizo cuestionar mi manera de hacer las cosas, ya que el resultado de todo ese esfuerzo me alcanzaba sólo para pagar el arriendo y las cuentas.

Estaba inmerso en un espiral de malas decisiones y pesimismo hasta que llegó Enna

Quien con su energía animal y ganas de salir a pasear, contribuyó a que mi rutina fuese cambiando paulatinamente. Al pasar los días me di cuenta cuan encerrado había estado en el desánimo y que tan sólo era una cuestión de actitud.

Y bueno,¡Tenía que hacer algo!

Comencé a ver vídeos sobre cómo emprender, escuchar podcast de productividad y negocios, vida sana, pensamiento positivo, etc. Era necesario cuestionarse qué generaba mis problemas y cómo podría solucionarlos.

La segunda mitad del año vino acompañada de una nueva mentalidad. Estaba meditando un par de veces a la semana, realizaba ejercicio constante en el gimnasio, llevaba una alimentación sana y podía pensar mucho mejor en tácticas para mejorar mi situación en los negocios. Armé una estrategia para aumentar mi capital para traer productos nuevos de vapeo e invirtiendo tiempo en hacer crecer la tienda online. En el fondo, persistía en mí la misma idea y el mismo modelo de negocio, sólo que ahora con un cambio de mentalidad.

No sabía lo que se venía y cuando tenía “todo listo” para seguir con mi negocio, ocurrió el milagro del estallido social.

¿Por qué un milagro? porque desde ese viernes 18, comencé a mirar más allá de mi nariz. Y por supuesto, esta es la parte en que les cuento que todo lo que había pensado se fue al carajo, pero también, todo lo que había intentado persistir en mi modelo de trabajo y negocio, porque la mentalidad positiva y el cambio de hábitos seguía ahí, creciendo, siendo este el punto de partida de todo.

Pase el primer mes absorbiendo toda la información de medios informativos, tradicionales y alternativos, digitales, escritos, debates en tv, etc…

En ese consumo masivo de información, me tope con el programa “mentiras verdaderas” y su sección de emprendimiento sustentables. Mostraban empresas como Botela Chile, FeriaFerio, Sr. Compost, ohSeed, Recylink que están haciendo un nuevo modelo de negocio, responsables con el medio ambiente, con productos y servicios que generan un cambio. Yo pensaba: “quiero tener una empresa así, que genere un cambio, eso es lo que debo lograr con Marcian”

Un día me dije a mi mismo: “Mismo, ¿Realmente quieres tener una tienda online que venda solo productos de vapeo? y ¿Qué pasa con tu estudio de diseño? ¿Dónde quedaron tus ganas de hacer algo importante con tu tiempo?, ¿Cómo puedes ayudar a que Chile sea un mejor lugar? ¿Cómo estás ayudando al medio ambiente Ricardo?, ¿Cuál es tu aporte para intentar cambiar el mundo?

Después de mucho pensar, me dí cuenta que mi mejor talento es pensar, crear soluciones a problemas y no darme por vencido. Que quieren que les diga, me encanta manejar mi tiempo y la sensación de “ganarme la vida” a través de mi ingenio, me apasiona infinitamente.


Un día llegué a la conclusión: Marcian es un estudio creativo digital con una tienda online de productos que ayuden a las personas, al medio ambiente y me permita probar estrategias para implementar con otras pymes.

Me dedique a ver el modelo y lo basé en el crecimiento y así, poder generar modelos sustentables que cuiden el planeta, la comunidad y permita que los emprendedores tengan tiempo para hacer crecer su negocio ya que, de generar ventas y encontrar clientes se encargá Marcian. Todo lo que he leído y he escuchado dice que el secreto del éxito radica en llevar hábitos que te permitan tener la mente clara y tener un objetivo potente al cual llegar. Para eso necesitas tiempo para pensar, evaluar situaciones y hacer lo que es más importante para tu negocio y no lo más urgente.

Ya con este nuevo modelo de trabajo, para diciembre de 2019, había establecido conversaciones de trabajo con tres emprendimientos. Les expliqué mi idea y logré que nos relacionemos en la modalidad de canje o trueque solucionando tres temas importantes de mi vida: Alimentación, cuidado de Enna y la contabilidad de la empresa.

Estas conversaciones de trabajo, pronto se transformaron en relaciones directas con los clientes. Durante el mes de enero de 2020 me dediqué a aprender del modelo que cada emprendimiento tiene, analizando los puntos importantes a mejorar con el fin de entregar un mejor servicio y entregar un valor agregado a cada marca.

Así Marcian vuelve a nacer, lleno de sueños, con ganas de hacer las cosas bien y ayudar a tener un mundo mejor, porque estoy convencido de que las empresas del futuro, son las que se dedican a ayudar. Las personas van a ser fieles a ellas, no por lo que venden, sino por lo que entregan.

¡Gracias por leer hasta el final! Sigue nuestra historia porque recién comienza. Por mi parte, me comprometo a hacer de Marcian una marca que ayude a generar un cambio positivo en el mundo y entregue valor a las personas.